Una de las cosas que mejor sientan por la mañana es un buen zumo.  El zumo de naranja sigue liderando el desayuno de miles de hogares pero en los últimos años se han introducido los zumos verdes a nuestros menús y pautas de alimentación.

El zumo exclusivamente de fruta ha sido considerado por muchos profesionales cómo algo que debemos tomar con precaución ya que éste tiene un índice glucémico más alto que la fruta entera y produce picos de glucosa en sangre más altos tras la ingesta.

Por eso los zumos de verduras están tomando más protagonismo y aceptación. La mezcla de fruta y verdura puede nutrirnos  e hidratarnos sin ser sustitutos de ninguna otra comida del día, son siempre un complemento.  Añadiendo verduras a los zumos evitamos tomar tanta azúcar, aunque sea el azúcar natural de la propia fruta.

Hoy me gustaría ofreceros la receta de unos de los zumos verdes que más me gustan, sobre todo por la mañana o con el estómago vacío porque es muy refrescante y depurativo.

Los ingredientes que necesitamos son manzana verde, pepino, apio, limón y jengibre.

Aprovechar los beneficios saciantes de la manzana y el pepino, las propiedades depurativas y desintoxicantes del apio y el limón y  añadiendo jengibre a este zumo también conseguiremos acelerar nuestro metabolismo, estimular la producción de jugos gástricos y mejora el movimiento intestinal.

Ingredientes

1 manzana verde

1 pepino

2 ramos de apio

1 trozo pequeño de jengibre

Lo ideal es introducirlo todo en una licuadora para que salga líquido. Si se mezcla en la batidora americana queda un batido espeso que no es tan agradable y refrescante. Aun mejor que la licuadora corriente, es la licuadora de prensado en frio -cold press  juicer – que se venden en el mercado.  Ésta a diferencia de las anteriores pierde menos residuo y  conservan mejor los nutrientes de la fruta y verdura, especialmente las vitaminas.

El sólo acto de levantarse por la mañana, beber un vaso de agua y preparar un zumo como éste ya hace que el día empiece con un “MOOD” diferente. Puedes variar la receta echándole espinacas, col, kale, espirulina o lo que se te ocurra. Si quieres cambiar su color, las zanahorias y la remolacha son muy buen opción

A éste desayuno vamos a añadirle unas tostadas con pan de semillas completo y aguacate. Si además le añadimos un Matcha latte, tenemos un desayuno completamente verde.

El color verde  es relajante y refrescante.  Es el color de la naturaleza.  Simboliza la vida nueva y está relacionado con el corazón. Aumenta las defensas del cuerpo. Los beneficios de este color contribuyen a establecer armonía y equilibrio. Estabiliza las emociones y promueve la sensación de alegría, esperanza y tranquilidad.

Y así se convierte la mañana en un ritual placentero y saludable para nuestro cuerpo y nuestras emociones.

¡Por un día lleno de ganas!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar