No, no se trata de ninguna premonición Nostradamus ni nada por el estilo sino un divertido ejercicio que nos plantea Roger- Pol Droit (París, 1949) en su libro “101 experiencias de filosofía cotidiana”. Este libro llega a España, tras un gran éxito internacional, con la editorial Blackie Books, para nosotros una de las editoriales más cuidadas del mercado, y con ilustraciones de Olga Capdevila.

¿De qué trata?

Consiste en una enumeración de 101 ejercicios sencillos y divertidos para poner en práctica aspectos filosóficos y espirituales con los que convivimos día a día sin darnos cuenta. Un libro ameno que plantea juegos para hacer en soledad o en familia. Algunos ejemplos – Di tu nombre en voz alta, en una habitación vacía. – Bebe agua mientras orinas – Dúchate con los ojos cerrados. – Provócate un dolor breve. Todos ellos llevan incluidos los efectos directos de cada ejercicio provocará en ti: alivio, turbación, concentración, desconcierto…

Se trata de un libro muy ameno que nos hará sonreír y plantearnos más de una cuestión importante del mundo y de nuestra vida para la que no tendremos respuesta. Aquí os dejamos un fragmento del libro, la experiencia de sentir que el mundo se acaba en 20 minutos.

Duración: 21 minutos.
Material: Un mundo y un reloj
Efecto: Aterrador o tranquilizador.

“El pasado queda incrustado. Está presente hasta en los menores gestos. Se enrosca en los pensamientos, incluso en los que, en apariencia, no se preocupan por él. El porvenir, igualmente, está siempre apoyando el más mínimo proyecto. Acompaña nuestras más ínfimas anticipaciones. ¿Qué ocurriría si – aunque fuera de manera ilusoria, solo para jugar – intentásemos vencer estas temibles limitaciones? Imaginemos, en la medida de los posible, que el pasado no ha sucedido y que el futuro no existe. Intentemos creer que este mundo, tal como es, no dura más de veinte minutos. Se ha creado de repente, hace apenas un instante, tal cual, con nosotros dentro. Hace un minuto no existía. Todo lo que el mundo contiene ahora en cuanto a vestigios, ruinas antiguas, bibliotecas, museos, archivos, recuerdos próximos o lejanos, todo acaba de aparecer al mismo tiempo. Los archivos están ahí, los testimonios también, pero el pasado del que hablan jamás ha existido más que en este instante. Este mundo – infinito, variado, múltiple – posee un tiempo de vida limitado a veinte minutos exactos. Después desaparecerá total y definitivamente. No habrá deflagración gigantesca ni explosión cósmica. No habrá incendio pavoroso ni horno inmenso. Solo una extinción brusca. Como se desvanece una pompa de jabón, como de repente deja de brillar una luz.

Instálate en este mundo de veinte minutos. Comprueba que, en cierto modo, es idéntico al nuestro: los mismos volúmenes, los mismo cielos. Ningún objeto es diferente. Las mismas personas, los mismo gestos. Observa con más atención: no es el mismo universo en absoluto. Este mundo al que le falta la profundidad de un pasado real y la perspectiva de un futuro posible puede parecer idéntico, pero difiere radicalmente del nuestro debido a este límite temporal. Antes de que este universo efímero haya desaparecido del todo, esfuérzate en comprender, tú que tienes la ilusión de que ha existido y existirá otra realidad, hasta qué punto tu pensamiento es diferente de esta existencia programada. Cuanto más experimentes esta separación y esta distancia, mas podrás sentir la importancia que tiene para nosotros lo inmemorial y el horizonte del futuro. Cuando se acerque el plazo fatídico de los veinte minutos, notarás furtivamente el sordo terror a que todo desaparezca de verdad. Es probable que tal cosa no ocurra. Por lo tanto, en el minuto veintiuno, podrás salir de ese pavor sin objeto. Te esforzarás entonces en saborear el alivio de ver que el mundo continúa. Después quizá te quede, en el fondo, la secreta decepción de que nada haya desaparecido. Que mal perdedor…”

Texto escríto por Jorde Dorado para COOL-MOOD

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar